¿Y si he sido víctima de un delito?


1

Una persona es víctima del delito si ha sufrido un daño en su persona o en sus bienes jurídicamente tutelados por las leyes penales.

2

La víctima del delito puede resentir daños que pueden ser económicos, físicos, mentales, emocionales a sus bienes o constituyan una violación a sus derechos humanos.

3

También pueden ser víctimas:

Los grupos de personas, comunidades u organizaciones sociales que hayan sido afectados en sus derechos, intereses o bienes colectivos cuando se comete una conducta considerada como delito.

4

Víctima es:

La persona que es titular de algún bien dañado o que se ha puesto en peligro por una conducta delictiva señalada por las Leyes Penales.

5

Una mujer es considerada víctima cuando sufra de violencia física o moral que atente contra su libertad, dignidad, patrimonio, ingresos económicos, o integridad psicofísica.

¿Cuáles son mis derechos?


Tienes derecho a recibir justicia de manera pronta, gratuita e imparcial y no podrás ser discriminado por origen étnico, condición económica, salud, género o edad.

Debes ser tratado con respeto y dignidad; además, se te informarán tus derechos y se te explicará el desarrollo del procedimiento penal.

Tienes derecho a contar de manera inmediata con un asesor jurídico experto en atención a víctimas, gratuito, en cada una de las etapas del procedimiento penal.

Quien te asesore deberá ser Licenciado en Derecho o Abogado titulado, quien además tendrá que contar con cédula profesional.

Puedes solicitar las medidas cautelares y providencias necesarias para la protección y restitución de tus derechos.

Solicitar directamente o por conducto de tu asesor o del Ministerio Público la reparación del daño o la indemnización mediante el uso de mecanismos alternativos de resolución de controversias.

Recibirás atención médica y psicológica.

Tienes derecho de comunicarte con un familiar y con un abogado inmediatamente después de ocurrido el delito.

Se resguardará tu identidad y datos personales en los siguientes casos: Si eres menor de edad, si se trata de delitos de violación, secuestro o delincuencia organizada o si es necesario para tu protección.

Puedes entregar todos los datos o elementos de prueba y evidencia que tengas, tanto en la investigación como en el proceso.

Puedes intervenir en todo el procedimiento y si no deseas hacerlo personalmente podrás hacerlo por medio de un asesor jurídico.

Solicitar directamente o por conducto de tu asesor o del Ministerio Público la reparación del daño o la indemnización mediante el uso de mecanismos alternativos de resolución de controversias.

Puedes impugnar las omisiones o negligencias que cometa el Ministerio Público durante la investigación.

¿Quién me defiende si no tengo dinero?


  • Tanto la víctima como el detenido tienen derecho a ser representadas por una persona que tenga conocimiento de la ley.
  • El representante jurídico de cualquier persona en caso de que haya un procedimiento penal deberá ser un abogado titulado y contar con cédula profesional.
  • El abogado deberá ser capaz de asistir a la víctima durante todo el procedimiento penal.
  • Para poder ser representada debidamente durante el procedimiento la víctima cuenta con el derecho de tener a su lado a un abogado que defienda sus intereses.
  • El asesor jurídico de oficio para la víctima se asigna al momento en que lo solicita y tiene la obligación de ser imparcial durante el procedimiento judicial. Sus servicios son gratuitos.

Soy mujer y sufro de violencia en mi casa


  • La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es clara en el sentido de combatir la violencia contra las mujeres.
  • Dentro de su artículo primero, entre otras cosas establece que todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en la misma constitución y en los tratados internacionales, favoreciendo en todo tiempo. la protección más amplia.
  • La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia es el cuerpo normativo garante de los derechos de las mujeres.
  • La ley es válida en todo el país y en el Estado de Hidalgo contamos con la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia para el Estado de Hidalgo, que tiene como objetivos principales prevenir, atender, sancionar y eliminar la violencia contra las mujeres.
  • En muchas ocasiones, no es fácil para una mujer reconocer que es víctima de violencia.
  • La violencia en el entorno de las mujeres no solo se refiere a la violencia física, sino que también se refiere a otro tipo de acciones.

Violencia Psicológica

Involucra las amenazas, insultos, burlas intimidación, prohibición a ir a lugares en específico, obligar a hacer o dejar de hacer cosas, ir a la escuela, trabajar, tener amigos, celos y prohibición de elegir la ropa que una quiere usar.

Violencia Patrimonial:

Si te roban, esconden y destruyen tus bienes; identificaciones como el acta de nacimiento o de matrimonio, credencial de elector, pasaporte.

Violencia Económica:

Si trabajas y te quitan salario o si dependes económicamente de alguien ya sea porque eres ama de casa o cualquier otra razón y no te consideran en el gasto familiar o no te toca dinero porque no eres productiva son ejemplos de violencia económica.

Violencia Sexual:

Si cualquier acción resulta una amenaza o es violenta en el sentido sexual y va en contra de tus decisiones, dignidad o libertad de tener una vida sexual sana, aunque no involucre contacto físico y sin tu consentimiento.

Centro de Justicia para Mujeres en el Estado de Hidalgo

Si eres mujer y necesitas asistencia personal, puedes acudir al Centro de Justicia para Mujeres del Estado de Hidalgo, ubicado en Avenida San Carlos 118, Lote 6, Manzana 1, Fraccionamiento San Carlos, muy cerca del Boulevard Ramón G. Bonfil.


Si quieres saber más sobre los servicios gratuitos que proporcionamos, puedes llamarnos al 01 (771) 107 44 64.